Consejos y Datos útiles | Cupón de Descuento | Sitios de Interés | Mapa del Sitio
Buscadores
 
Franquicias
 Menú
 Inicio
Empresa
Servicios Urbanos
Servicios
Periurbanos
Servicios para la
Exportación
Informes
Plagas
Contáctenos

¿Qué es la gripe aviaria?

El virus H5N1, que provoca la gripe aviaria, pertenece a la misma familia que el de la llamada "gripe española", que en 1918 dejó más de 20 millones de muertos en el mundo. Identificado por primera vez en 1997, afecta sobre todo a aves de corral en una decena de países del sudeste asiático.

El virus es excretado por las aves infectadas. Las plumas sucias de excrementos son fuente potencial de contaminación para el hombre. Los principales síntomas son complicaciones respiratorias y serios problemas hepáticos, con un alto índice de mortalidad.

Hasta el momento, según datos de la Organización Mundial para la Salud (OMS), se infectaron 112 personas, de las que murieron 61. Todas estuvieron en contacto directo con las heces de las aves enfermas. Y de acuerdo a los estudios, no se produjeron contagios de persona a persona.

Las precauciones por un eventual avance de la enfermedad también llegaron a la Argentina. Días atrás, los expertos aseguraron que el país está fuera de riesgo. Por las dudas, el Senasa, el organismo que controla la sanidad animal y ejecuta permanentemente un programa de prevención en el marco del Plan Nacional de Mejora Avícola.

La gripe de las aves es una enfermedad infecciosa originada por el virus de la gripe tipo A. Esta enfermedad, que fue por primera vez identificada en Italia hace 100 años, afecta a los animales de todo el mundo.

Todas las aves son susceptibles a esta infección, aunque se cree que algunas especies son más resistentes. En estos animales la enfermedad puede desarrollarse de varias formas, unas más benignas que otras. La mortal se caracteriza por un comienzo súbito, un grave empeoramiento y una muerte rápida, con una mortalidad que se acerca al 100%.

Son 15 los subtipos del virus de la gripe que infectan a las aves, aunque los que han provocado más daño son los subtipos H5 y H7 de los virus A.

Los patos migratorios son el lugar natural donde los virus de la gripe residen, siendo estas aves más resistentes a la infección. En cambio, las aves de corral como pollos y pavos, son particularmente susceptibles al más grave de los subtipos. La causa más frecuente de estas epidemias es, por tanto, un contacto directo entre las aves migratorias y las de corral.
Durante 1983 y 1984, se produjo una epidemia en Estados Unidos originada por el subtipo H5N2 que, aunque inicialmente causó una baja mortalidad, en los siguientes seis meses dio lugar a una tasa de mortalidad del 90%. Para controlar el brote, se destruyeron más de 17 millones de aves con un coste de 65 millones de dólares.

Estos virus son altamente contagiosos. El mecanismo de transmisión de granja a granja es siempre el mismo: equipos contaminados, vehículos, alimentos, jaulas y ropa. Estos microorganismos altamente patógenos pueden sobrevivir durante largos periodos en el medio ambiente, especialmente cuando las temperaturas son bajas. Medidas sanitarias rigurosas en estas granjas pueden, sin embargo, conferir algún grado de protección.

Si no hay protocolos sobre vigilancia y control de estos brotes, las epidemias pueden prologarse durante años. Por ejemplo, una epidemia del H5N2 que comenzó en México en 1992 con un grado bajo de malignidad se tornó altamente mortal y no fue controlada hasta 1995.

El virus de la gripe está continuamente cambiando su composición genética. Esto le permite una mayor inmunidad y que las vacunas no sean completamente eficaces. Hay condiciones que favorecen estas alteraciones genéticas y que involucran a humanos que viven en una estrecha proximidad a aves de corral y cerdos. Estos últimos son susceptibles al contagio tanto de virus aviarios como de mamíferos, incluyendo cepas humanas, y son en ellos donde se pueden mezclar los virus e intercambiar material genético de virus humanos y de aves, dando lugar a un nuevo subtipo. Aunque otra teoría es que puede ser el mismo hombre el que sirva de 'recipiente' donde se unan estos microorganismos.

Infección en humanos

El primer caso humano afectado por la gripe A, del subtipo H5N1, se dio en Hong Kong en mayo de 1997. Anteriormente, se pensaba que este tipo de virus sólo existía entre especies aviarias. En diciembre de ese mismo año, ese microorganismo había infectado a 18 personas y seis habían muerto. Un estudio, realizado a comienzos de ese mismo mes, detectó que la mayoría de los pacientes infectados por el H5N1 contrajeron el virus directamente de pájaros y pollos, que también estaban contagiados por el mismo tipo de virus de la gripe. El gobierno de Hong Kong en ese momento ordenó sacrificar alrededor de 1,5 millones de aves de corral y pollos.

La evidencia indica que una nueva cepa pandémica en humanos normalmente está acompañada por un virus de la gripe similar en animales, lo que sugiere que éstos pueden ser idóneos para albergar nuevos microorganismos.

Una nueva alarma se produjo en febrero de 2003 cuando un brote de gripe aviar H5N1 en Hong Kong dio lugar a dos casos y una muerte en miembros de una familia que recientemente había viajado al sureste de China. Otro niño de la familia había muerto durante la visita, aunque la causa de la muerte no se supo.

En la misma fecha, en Holanda se produjo otro brote altamente patógeno de gripe aviaria, esta vez originada por el H7N7 y que provocó la muerte de un veterinarios dos meses después. También originó 83 casos de enfermedades leves en personas. Algo similar a lo que ocurrió en 1999 y en 2003 en Hong Kong, donde primero el subtipo H9N2 dio lugar a dos casos leves en niños y después el H9N2 infectó a uno sólo.

El caso más reciente es el que ahora se ha desarrollado en Vietnam donde las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia del subtipo H5N1 en personas con enfermedad respiratoria.

Generalidades sobre la gripe

Los primeros datos que tenemos sobre la gripe datan del año 412 antes de Cristo cuando Hipócrates describió un brote de esta enfermedad. Hoy en día se conocen varios tipos de virus de la gripe: A, B y C. El primero es el más contagioso, a él se le atribuyen millones de muertes y gran número de pandemias.

La llamada 'gripe española' fue la epidemia más grave conocida y tuvo su origen en España en 1918. Esta infección fue responsable de más de 20 millones de muertes en todo el mundo. Aunque en aquel momento no se podían aislar los virus, según estudios retrospectivos parece que el agente causante de esta gripe fue el virus A, concretamente una variante, el subtipo H1N1 del cerdo.

La segunda gran epidemia de la era moderna se produjo en 1956 y tuvo su origen nuevamente en el virus de la gripe A, en este caso el subtipo H2N2. Desde esa fecha, epidemias no tan graves originadas por diversos subtipos (H1N1, H3N2) del virus de la gripe A y del B se han producido por todo el mundo.

En todo el mundo, existen 110 centros designados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para seguir la gripe, cuatro de ellos sirven de referencia internacional: Atlanta, en Estados Unidos; Londres, en el Reino Unido; Melbourne, en Australia, y Tokio, en Japón. Todos ellos contribuyen en confirmar los diagnósticos mientras que la vigilancia de emergencias se realiza en Hong Kong y el en sureste de China.

Recomendaciones para viajeros

Evite todo contacto directo con aves, incluyendo tocar gallinas y patos, ya sea que parezcan sanos, enfermos o estén muertos. Evite lugares como granjas de aves y mercados de pájaros, donde aves vivas son criadas o guardadas, y evite tocar superficies contaminadas con heces o secreciones de aves.

Como con otras enfermedades infecciosas, una de las medidas preventivas más importantes es el cuidadoso y frecuente lavado de manos. El lavado de manos frecuente usando agua y jabón (o fricción con alcohol, sin necesidad de agua cuando no hay jabón disponible y las manos no están visiblemente sucias), elimina material potencialmente infeccioso de su piel y ayuda a prevenir la transmisión de enfermedades.

 

 

A la vuelta del viaje

Controle su salud por 10 días.

Si se siente enfermo con fiebre y presenta tos o dificultad para respirar o cualquier otro síntoma durante esos 10 días, consulte a su médico.

Informe al médico:

  • Sus síntomas
  • Dónde viajó
  • Si tuvo contacto directo con aves o con un caso humano (sospechado o confirmado) de influenza por H5N1 en un país afectado.

Lucha contra la gripe aviaria

    • Protocolos detallados desarrollados para tipos específicos de clientes.
    • Capacitación de los clientes para el control de la propagación de la enfermedad infecciosa.

                      3.  Productos específicamente examinados y de probada eficacia contra la gripe aviaria.
                      4. Sitio web que sirve como difusor de información actualizada sobre la gripe aviaria.

                      5. TKC ofrece sus servicios especializados a clientes del sector de hospedaje, servicios alimenticios, minorista, atención de salud, alimentos y bebidas, así como a contratistas de servicios de limpieza.

 

Medidas de seguridad

Recomendaciones provisionales de la OMS para proteger a las personas que participan en la eliminación masiva de animales que pudieran estar infectados de los virus altamente patógenos de la gripe aviar.

  • Los encargados de eliminar las aves y los transportistas deberían recibir equipo personal de protección apropiado; vestimenta de protección, de preferencia trajes de faena y un babero impermeable o batas de cirugía con mangas largas con puños y un babero impermeable; guantes de exploración desechables; máscaras: el requisito mínimo son máscaras para cirugía con buen ajuste, donde haya máscaras N951 disponibles se recomienda utilizarlas; 2 pares de gafas de protección; botas o cubiertas para el calzado de protección que puedan desinfectarse.
  • Todas las personas que hayan estado en estrecho contacto con los animales infectados deben lavarse las manos frecuentemente. Los encargados de eliminar las aves y los transportistas deberían desinfectarse las manos después de trabajar.
  • Debería realizarse una limpieza del medio ambiente donde se destruyen las aves, con las mismas medidas de protección antes mencionadas.

Las autoridades locales de salud deben mantener bajo estricta observación a todas las personas expuestas al contacto con aves infectadas o con granjas de las que se sospecha que pudieran tener el virus. Se recomienda que las personas que corran riesgos específicos de inhalar material que pueda estar infectado (por ejemplo los encargados de clasificar las aves en las granjas comerciales) reciban profilaxis mediante antivirales. También deberían recibir vacunas del tipo recomendado por la OMS, contra la gripe, para evitar la infección simultánea de gripe humana y gripe aviar, y reducir al mínimo la posibilidad de reorganización genética de los virus. Además debería supervisarse adicionalmente la salud de los encargados de eliminar las aves de corral y demás personas que participan en este proceso y de los miembros de sus familias. Estas personas deberían informar de cualquier problema pertinente (problemas respiratorios, enfermedades parecidas a la gripe o infecciones de los ojos) a los centros de salud. Las personas muy expuestas a sufrir complicaciones graves por la gripe (por ejemplo, personas con problemas inmunológicos, mayores de 60 años o con enfermedades crónicas conocidas del corazón o los pulmones) deberían evitar trabajar con las aves afectadas.

Se alienta la vigilancia serológica del personal que trabaja con los animales y los veterinarios expuestos a la infección.

En relación con los laboratorios designados, deberían recogerse muestras completas de sangre y especimenes post mortem (contenido intestinal, torundas anales y oronasales, tráquea, pulmón, intestino, bazo, riñón, cerebro, hígado y corazón) de los animales (comprendidos los cerdos), para investigar nuevos virus aislados.

 

¿Qué desinfectante se puede utilizar contra la gripe aviar?

El virus de la gripe aviar es sensible a los detergentes, que destruyen la grasa que contiene la capa exterior del virus. Esta capa es necesaria para entrar en las células de los animales y destruye entonces la infectividad.

El virus sobrevive en el agua y un lavado simple puede ayudar al virus a llegar a zonas donde lo recogen otras aves.

Por lo tanto, todo lavado para eliminar la contaminación siempre debe hacerse con detergentes y con desinfectantes específicos.

Lo más peligroso son las heces de las aves, porque el virus prospera en la humedad y lo sucio, por lo cual, antes de trabajar con aves de corral o de entrar donde las haya, es esencial desinfectar los elementos que hayan estado en contacto con heces de esas aves: jaulas, zapatos, ropa, etc.

Con las medidas de higiene se reduce el peligro, pero es fundamental estar comunicados con las Autoridades correspondientes de cada zona para obtener la orientación específica para cada tipo de empresa avícola.

Es muy importante la aplicación de procedimientos de desinfección a través de Empresas especializadas y equipadas para tales tareas.

Alimentación

Red Internacional de Autoridades de inocuidad de los alimentos (Infosan).

 

 

 
TKC - Control Ecológico de Plagas
Directorio 745 – C.A.Bs.As. - Gregorio de Laferrere 1342 - C.A.Bs.As. - Tel: 011 4613-3576

  Ir Arriba  
Aviso Legal   E-mails: Webmaster | Ventas